Hablemos de cine: Un don excepcional (2017) es excepcionalmente buena

Por Eddy Montilla.

Calificación: 8.6/10

Director: Marc Webb

Guión: Tom Flynn

Título original: Gifted (2017) (inglés)

Género: drama

MPAA PG-13 (Algunas escenas pueden ser inapropiadas para menores de 13 años. Se recomienda a los padres tener precaución).

Reparto principal: Mckenna Grace (como Mary Adler), Chris Evans (como Frank Adler), Lindsay Duncan (como Evelyn Adler) y Octavia Spencer (como Roberta Taylor)

Duración: 101 minutos

Luego de ver Un don excepcional (2017), reflexioné más sobre la vida misma que sobre el filme: “la fuerza de la costumbre”, pensé. Parece que últimamente, muchos críticos y el público que va al cine se han acostumbrado a ver tantas porquerías e idioteces que gradualmente han perdido la capacidad de diferenciar entre lo bueno y lo malo. Pienso que Un don excepcional (2017) puede ayudarles a entender la diferencia. Una bella melodía penetra poco a poco por nuestros oídos y nos hace sentir alegres y en paz. Una destentada niña de 7 años empieza una conversación aguda con su tío y tutor a la vez con un humor tan fino que uno empieza a dudar si se está en frente de un drama o de una de esas comedias geniales de Woody Allen como Annie Hall (1977). El resto es historia, pues ya sabemos que el filme es un manjar para ser degustado en 101 minutos.

Esta película fue hecha a puntadas tomando en cuenta todos los elementos básicos de un buen filme: buena selección de actores que se acoplan perfectamente a su papel y buenas escenas que hablan por sí mismas. Mckenna Grace (Mary Adler), Chris Evans y Lindsay Duncan (Evelyn Adler) hicieron un buen trabajo y Octavia Spencer (Roberta Taylor) se crece en cada película que hace. En cuanto a las escenas, las siluetas dibujadas (1) de Chris Evans (Frank Adler) y Mckenna Grace con el fondo de la puesta del sol (2) mientras Mary jugaba a escalar el cuerpo de su tío Frank discutiendo ambos sobre la existencia de Dios (3) dan buenas pautas a los directores nóveles sobre cómo se pueden usar los clichés en forma creativa a través de la fusión de estos en una misma escena. Así fue como Marck Webb creó una imagen realmente tierna y humana. Algo similar se ve cuando están ambos juntos en la playa bajo la bella música de Cat Stevens. Ambas escenas, en mi opinión, reflejan la calidad de la película en términos de imágenes.

Pero sin duda lo que acopla las ideas anteriores para garantizar la calidad del filme en sentido general es el tema. Sobre prodigios se han hecho muchas películas, siendo Una mente maravillosa (2001) su mejor exponente. Un don excepcional (2017) no se centra en la dificultad de adaptación de Mary Adler como niña genio, sino en la búsqueda del balance de vida por parte de su tío Frank para ella luego de la mala experiencia que tuvo su hermana (madre de Mary) y a pesar de las desavenencias con su madre (Lindsay Duncan como Evelyn Adler).

Buena ejecución y balance conducen a una buena película sin necesidad de abultados presupuestos ni de los mejores actores. Un don excepcional (2017) es un buen ejemplo de ello. Y en tiempos en los que en la predilección y selección de las películas por parte del público lo que dominan son las explosiones, seres extraterrestres idiotas y malignos, las estupideces, sandeces y otros familiares, me pregunto si usted se convertirá en una excepción y verá Un don excepcional (2017).

Copyright 2017 Mundo Y Opinión.info. Todos los derechos están reservados.